22 de oct. de 2018

Un pequeño paseo por Kanto

Echa un vistazo a lo más destacado de las primeras horas de juego en Pokémon: Let's Go, Pikachu! y Pokémon: Let's Go, Eevee!

En Pokémon: Let's Go, Pikachu! y Pokémon: Let's Go, Eevee!, los primeros RPG de Pokémon para Nintendo Switch que se lanzarán en noviembre, hay mucho que recorrer. Tanto los incondicionales de Pokémon como los que juegan por primera vez están ansiosos por visitar la emblemática región de Kanto, reinventada para la ocasión en una consola mucho más potente. El título depara a los jugadores una experiencia única y novedosa que combina la intuitiva mecánica de juego de Pokémon GO con la diversión clásica de los tradicionales juegos de rol de Pokémon.

Si ya ardes en deseos de conocer más detalles sobre estos fascinantes nuevos títulos, disfruta con nuestro exhaustivo reportaje sobre sus primeras horas.



¡Ha aparecido un Pokémon salvaje!

Sin lugar a dudas, la mayor diferencia entre Pokémon: Let's Go, Pikachu! o Pokémon, Let's Go, Eevee! y otros RPG recientes de Pokémon son los encuentros con Pokémon salvajes, pero no solo de la manera en que imaginas.

Poder ver los Pokémon salvajes que pululan por Kanto en lugar de los habituales encuentros inesperados supone un giro radical. Ahora debes caminar hacia los Pokémon y entrar en contacto directo con ellos para que se produzca el encuentro. También resulta más fácil evitarlos si es lo que quieres. En aventuras anteriores podíamos llevarnos una gran alegría al toparnos con un Pokémon raro, o ser presas de la frustración al acabar enfrentándonos a un Zubat por enésima vez, pero la experiencia prácticamente terminaba con la aparición del Pokémon que buscábamos. Al ver a los Pokémon a sus anchas por el terreno, la sensación es muy diferente. Además, sus distintos tamaños y movimientos aportan a los entornos un matiz mucho más dinámico y vivo.

Esto permite meterse más de lleno en la tarea de capturar un Pokémon salvaje específico, en comparación con entregas anteriores. Por ejemplo, invertimos cierto tiempo buscando a Clefairy en el Monte Moon y, cuando por fin apareció en el mapa, la carrera frenética para ir derechitos hacia él y capturarlo nos produjo una emoción como nunca hasta ahora. En Pokémon Amarillo: Edición Especial Pikachu simplemente habríamos sentido alivio al ver aparecer a Clefairy después de una ardua búsqueda, mientras que el enfoque para abordar Pokémon que ofrecen estos nuevos juegos es todo un soplo de aire fresco, al tener que tomar nosotros la iniciativa.


Atrapa Pokémon

Los encuentros con Pokémon salvajes al estilo de Pokémon GO representan sin duda un enorme cambio, pero también refuerzan la personalidad de cada Pokémon. Es divertido ver cómo se mueven en cuanto se producen los encuentros: la forma en la que recula Weedle o el brío de Rattata convierte a cada Pokémon en una criatura única.

Capturar Pokémon en Pokémon: Let's Go, Pikachu! y Pokémon, Let's Go, Eevee! se parece mucho a la experiencia de Pokémon GO. Quizá sea un poco más fácil apuntar, en comparación con el juego para dispositivos móviles, pero muchos Pokémon también se comportarán de un modo más bravucón. Si has estado jugando a Pokémon GO con el modo de RA apagado, ¡quizá te lleves una sorpresa con algunos de los Pokémon más impulsivos!

Las Bayas Frambu, las Bayas Latano y las Bayas Pinia de Pokémon GO vuelven con el fin de facilitar el proceso de captura, o incluso hacerlo más gratificante. Sorprendentemente, durante nuestra partida la sencilla Baya Latano se reveló como la más útil. Esta baya de intenso color tranquiliza a los Pokémon que la comen, lo cual no suele ser el mejor efecto disponible en Pokémon GO, pero marca la diferencia ante algunos de los Pokémon salvajes más rebeldes de Kanto.


Gana premios fantásticos

Cada Pokémon salvaje que atrapes reportará a todo tu equipo unos jugosos Puntos de Experiencia. Puedes aumentar la cantidad que recibes con cada captura obteniendo bonus similares a los de Pokémon GO, ya que se te recompensará al capturar a un Pokémon de un solo lanzamiento, o bien de un buen, gran o excelente lanzamiento al lanzar tu Poké Ball al objetivo.

Al igual que en Pokémon GO, algunos Pokémon en los juegos de Switch son más grandes o pequeños de lo normal, lo cual supone una diferencia muy significativa. El tamaño inusual de esos especímenes se indica en el mapa marcado en rojo o azul, y el plus de experiencia que aportan al capturarlos es algo a tener en cuenta. De hecho, sigue mereciendo la pena atraparlos aun después de haberlos registrado en la Pokédex, solo por hacerse con esa experiencia extra.

Los Pokémon salvajes no son tan territoriales como aquellos con los que te puedes topar en otros juegos, por lo que resulta relativamente sencillo moverse por la mayoría de zonas sin ningún tipo de trabas. Es genial no necesitar Repelentes para evitar encuentros indeseados, pero suele merecer la pena capturar al menos unos cuantos Pokémon dondequiera que vayas, ya que siempre hay especies más raras o de tamaños fuera de lo común por descubrir.


Vuelven los combates clásicos

Los fans de Pokémon más veteranos se sentirán en su salsa con la familiar mecánica de combate, por la que se caracteriza la serie, en cuanto se encuentren con los numerosos Entrenadores de Kanto. Los combates volverán a ser por turnos, un cambio sustancial para los jugadores acostumbrados al ritmo frenético de las contiendas en Pokémon GO. Seguirás llevando un equipo de hasta seis Pokémon, pero ahora puedes intercambiarlos por otros de tu colección sin tener que pasar por un Centro Pokémon. Cada Pokémon puede disponer de cuatro movimientos en su repertorio y, como en los RPG de Pokémon anteriores, el efecto de la compatibilidad entre tipos es mayor que en Pokémon GO.

Tus Pokémon seguirán ganando Puntos de Experiencia al derrotar al Pokémon rival en combate y evolucionarán al alcanzar los niveles habituales para cada especie. La función de Repartir Exp en esta ocasión ya está integrada, por lo que el equipo al completo se beneficiará de cada victoria que coseches.

Los combates contra Entrenadores tienden a ser un poco más fáciles de evitar con respecto al pasado. Casi todos se desplazan de vez en cuando, lo cual te brindará una oportunidad para abrirte paso por Kanto. Aprovechamos esa característica tras derrotar a Brock en el Gimnasio de Ciudad Plateada, pero hay que andarse con cuidado si tienes pensado pasarte el juego rápido. Al final nuestro viaje al Monte Moon nos supuso un reto mucho mayor que en Pokémon Amarillo: Edición Especial Pikachu, incluso sin tener que zafarse de Pokémon salvajes.

Pese a ser posible evitar casi cualquier encuentro, deberás acumular una cierta experiencia si no quieres que los niveles de tus Pokémon palidezcan en comparación con los de los demás Entrenadores. Capturar Pokémon salvajes puede suponer un factor mucho más importante que en otros RPG de Pokémon donde la mayor parte de los Puntos de Experiencia proceden de los combates contra Entrenadores. Las Poké Balls y el dinero para comprarlas se obtiene al derrotar a estos últimos, por lo que combatirlos sigue siendo importante, aunque por razones diferentes.


Nuevos objetos

Además de entrenar a tus Pokémon aumentando su nivel, ahora también puedes fortalecerlos dándoles una amplia variedad de caramelos. Su importancia es fundamental, ya que con ellos podrás potenciar cada característica de tus Pokémon favoritos. A veces los conseguirás capturando Pokémon salvajes, aunque podrás llevarte una mayor recompensa transfiriendo muchos ejemplares de la misma especie al Profesor Oak. Usar caramelos para desarrollar tu Pokémon es una alternativa al cambio sistemático de tus aliados por otros de mayor nivel de la misma especie, como se estila en Pokémon GO.

Otra novedad en forma de aperitivo son los Rokikos, originarios de Ciudad Plateada y nunca vistos hasta ahora. No incrementan las características de tu Pokémon, pero constituyen una versión más moderna de la Cura Total. Al igual que muchas de las especialidades regionales de títulos anteriores de Pokémon, es demasiado escaso como para poder aprovisionarse a voluntad.

Un nuevo objeto que quizá resulte más práctico es la Colonia, inspirada en el Incienso de Pokémon GO. Según la descripción del objeto, atrae a Pokémon raros y parece funcionar como una especie de Repelente a la inversa, aumentando el número total de Pokémon salvajes que aparecen. Todo indica que comprar Colonias en la Tienda Pokémon es una buena inversión, y no vemos la hora de comprobar qué otros objetos nos aguardan más adelante.


Mi primer compañero

Muchos Entrenadores sienten un afecto especial hacia su primer compañero en cada aventura, por lo que Eevee y Pikachu se harán a buen seguro con un hueco en nuestros corazones. Ambos Pokémon poseen personalidades radiantes, y tanto vestirlos como alborotarles el pelo resulta entrañable. Su presencia durante tu aventura será constante e interactuarán con algunos objetos por sí mismos. Podréis disfrutar experiencias juntos en algunos escenarios con escenas nuevas y divertidas, como una fuente muy peculiar en Ciudad Celeste que os ayudará a estrechar vuestra amistad.

Tu compañero Pokémon no puede evolucionar, pero eso no impedirá que se luzca en combate. Te darás cuenta enseguida de que ambos Pokémon son muy poderosos en comparación con otros miembros de su especie, y su potencial aumentará aún más en cuanto empiecen a aprender movimientos exclusivos.

Al viajar contigo fuera de sus Poké Balls, no entrarán en liza como hacen otros Pokémon, sino que saltarán al terreno de combate desde tu hombro y se retirarán lo más rápido posible en cuanto les des la orden. Difícilmente podrás encontrar a compañeros más adorables que estos dos Pokémon.


Kanto remasterizado

Los fans de Pokémon estarán encantados con el flamante y renovado aspecto de Kanto, especialmente los más veteranos y unidos sentimentalmente a esta región. La banda sonora mejorada y los gráficos actualizados permiten recrear este clásico permaneciendo fiel al original, pero siendo al mismo tiempo novedoso. Los combates también se han refinado, al introducir un amplio abanico de espectaculares animaciones de movimientos.

La conjunción de Pokémon salvajes errantes, un compañero que sigue tus pasos y otros muchos ejemplares que deambulan por las diversas localidades produce la sensación de estar en un mundo donde los Pokémon viven como nunca hasta ahora. Resulta fascinante verlos en acción: en nuestras antiguas aventuras en Kanto era divertido imaginarse a un Onix acompañando a una mujer en Ciudad Celeste, pero ver in situ al enorme Pokémon Serp. Roca tan pancho al otro lado de la mesa da una sensación completamente diferente.

Los Entrenadores que se afanen por explorar hasta el último rincón de Kanto serán recompensados con un sinfín de detalles. El Mapa será ahora plenamente visible en las paredes de los Centros Pokémon, mientras que muchos otros edificios están decorados con carteles temáticos de lo más variopinto: el dormitorio del protagonista es un guiño a la introducción de los RPG originales, la otrora tienda de bicicletas rinde su homenaje particular a estos vehículos con solera, y en el Museo de la Ciencia de Ciudad Plateada se puede apreciar un cartel sobre el origen del universo que no estaría fuera de lugar en un aula del mundo real. La visita a este último merece la pena y su precio está totalmente justificado: asegúrate de echarles un vistazo a los enormes fósiles de Kabutops y Aerodactyl.

Prepárate para desempolvar el baúl de los recuerdos y revivir tus aventuras pasadas en Kanto que las versiones mejoradas de melodías familiares te traerán a la memoria. La banda sonora de Pokémon: Let's Go, Pikachu! y Pokémon: Let's Go, Eevee! está formada por versiones modernizadas de las canciones de Pokémon Amarillo: Edición Especial Pikachu. Los clásicos temas de combate nunca han sonado mejor, y las composiciones de las numerosas rutas de Kanto que sonarán (y te sonarán) harán esbozar sin duda una sonrisa en el rostro de los más incondicionales.


Qué hay de nuevo en Kanto

Más allá de su flamante nuevo look, al explorar Kanto a fondo encontrarás toda una serie de similitudes y diferencias respecto a los títulos originales. Las zonas siguen en su mayoría el diseño de los juegos anteriores; si bien ciertos edificios se han desplazado ligeramente para ajustarse a los gráficos modernos y más completos de Nintendo Switch, los recorridos a través del Monte Moon y el Bosque Verde se mantienen tal cual. Al igual que en los RPG más recientes, las MT se pueden usar en varias ocasiones, y también podrás comprobar cuánto te quieren tus Pokémon en la casa de tu rival.

En su mayoría los Pokémon salvajes suelen aparecer en los mismos lugares que antes, salvo unas excepciones cruciales. Oddish o Bellsprout (dependiendo de la versión de tu juego) aparecerán ahora al principio de tu aventura para que los tengas como baza contra Brock, y, si pasas algún tiempo en el Bosque Verde, tal vez te topes con algún Bulbasaur salvaje. Sin embargo, en esta ocasión no encontramos en el Bosque Verde ningún Pidgeotto salvaje, uno de los pocos Pokémon que parecían no hallarse en su hábitat en Pokémon Amarillo: Edición Especial Pikachu.

Entre los Entrenadores presentes en Kanto figuran nuevas caras y viejos conocidos. Muchos de ellos han cambiado por completo de equipo y de diálogos, especialmente en relación a las pistas sobre la presencia de Bulbasaur. Ahora bien, prepárate para un sinfín de reencuentros nostálgicos: Kanto no sería lo mismo si estuviéramos a menos de diez mil años luz de retar a Brock o si no supiéramos con certeza si los pantalones cortos son cómodos. La mayoría de los habitantes de Kanto siempre tienen algún consejo que darte o algo interesante que decirte, por lo que te conviene entablar conversación con ellos.


Guiños a la animación

Como cabría esperar de los juegos que se inspiraron en Pokémon Amarillo: Edición Especial Pikachu, existen guiños a los albores de la serie de animación Pokémon que seguramente harán las delicias de los fans. Las Enfermeras del Centro Pokémon y sus Chansey son solo la punta del iceberg.

No es de extrañar que Brock y Misty sean los dos primeros Líderes de Gimnasio a quienes nos enfrentaremos, pero cada uno de ellos nos regalará un momento que podríamos pasar por alto si nos descuidamos. En vez de explicar el efecto de su MT, Brock revela tras el combate su auténtica aspiración: convertirse en un Criapokémon. El diálogo de Misty es más acorde a sus apariciones pasadas, pero su plantel de Pokémon nos sorprende con un viejo conocido. En vez de su característico dúo en Kanto, Staryu y Starmie, este último forma ahora pareja con Psyduck, su emblemático compañero en la serie Pokémon. Nos imaginamos que probablemente quería enviar a Staryu, y Psyduck entró en liza motu proprio.

No solo se rinde homenaje a los protagonistas de las aventuras animadas. Jessie, James y Meowth han aparecido en varias ocasiones en Pokémon Amarillo: Edición Especial Pikachu, pero aquí se prodigan aún más para hacer de la suyas. Te reencontrarás con este trío unas cuantas veces antes de tu primer combate por ciertos fósiles. Tampoco dudarán en recurrir a sus típicas artimañas, ya que serán los primeros en retarte a un Combate Doble. Ahora bien, es difícil erigirse en el adalid del juego limpio en un juego donde podrás aunar fuerzas con un amigo para enfrentarte a un solo Entrenador en vuestros propios combates de 2 contra 1.


Próximamente

Pokémon: Let's Go, Pikachu! y Pokémon, Let's Go, Eevee! estarán disponibles en Nintendo Switch el 16 de noviembre de 2018, al igual que el nuevo accesorio Poké Ball Plus. Los cambios fascinantes en el comienzo de este juego inolvidable no han hecho sino avivar nuestra curiosidad por ver qué nos depara el resto de Kanto. La combinación de los clásicos combates Pokémon con la adictiva mecánica de juego de Pokémon GO, aderezado con personajes familiares, nos ha dejado con la miel en los labios. No dejes de visitar Pokemon.es y el sitio oficial del juego para obtener más información sobre esta emocionante nueva aventura.

Volver al inicio