Una última oportunidad para empaparte de poder legendario

La distribución de los Pokémon legendarios más poderosos de Johto, Lugia y Ho-Oh, se convierte en la guinda de nuestro tributo a estas majestuosas criaturas. Su marcado protagonismo en varios videojuegos, unido a la huella que han dejado en la gran pantalla, les ha granjeado una legión de fans. Ahora puedes entrenar estos Pokémon para alcanzar nuevas cotas de excelencia con tu equipo. En Pokemon.es/legendarios encontrarás más información sobre cómo añadir los Pokémon legendarios a tu juego.

Estos Pokémon gigantescos son unos combatientes formidables y se harán notar en cuanto los saques de las Poké Balls. Su increíble capacidad defensiva les permitirá aguantar estoicamente los envites ofensivos del rival. Además, Lugia puede aprender Aerochorro y Ho-Oh, Fuego Sagrado, dos ataques extraordinarios y muy poco comunes. Sigue leyendo si quieres algunos consejos sobre cómo culminar el homenaje a los Pokémon legendarios con buen sabor de boca.

Consejos para el entrenamiento

El Pokémon que recibas dependerá de tu versión del juego. En Pokémon Ultrasol y Pokémon Sol podrás conseguir a Lugia, mientras que en Pokémon Ultraluna y Pokémon Luna obtendrás a Ho-Oh. Recuerda que, aunque solo recibirás a uno de estos Pokémon a través de la distribución, podrás capturar al otro aventurándote en el Ultraumbral de Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna.

Además, el que consigas mediante distribución en Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna será de mayor nivel y conocerá movimientos más poderosos. ¡Y, por si fuera poco, llevará equipada una Chapa Dorada sumamente rara! Como será de Nv. 100, ¡es perfecto para el Entrenamiento Extremo! Si visitas a Don Extremo en el Centro Comercial de Ciudad Hauoli y le das una Chapa Dorada, ¡podrás maximizar al instante las fortalezas individuales de tu Pokémon legendario! Preparar tus combates no podría ser más sencillo.

Aunque tu Pokémon no necesite más Ptos. Exp., te conviene hacerlo combatir para mejorar sus puntos de base. Un Lugia de naturaleza osada o serena suele prestarse más a Combates Individuales gracias a su potencial defensivo, pero muchos Entrenadores optan por una naturaleza miedosa en los Combates Dobles para poder atacar de forma más rápida. Normalmente resulta más práctico entrenar a Lugia para aumentar sus PS y características defensivas, pero potenciar su Velocidad puede merecer la pena si tienes en mente un objetivo específico. Los Entrenadores escogen a menudo un Ho-Oh de naturaleza firme y parámetros ofensivos potenciados para los Combates Dobles, mientras que tienden a decantarse por un entrenamiento defensivo y la naturaleza agitada para los Combates Individuales. Aquí podrás encontrar más información sobre el entrenamiento.

No olvides que puedes enseñar a estos extraordinarios Pokémon aquellos movimientos que normalmente habrían aprendido al subir de nivel si le das una Escama Corazón a Remi Niscencia, que se encuentra en el Centro Pokémon del Monte Lanakila. Puedes reunir Escamas Corazón a tutiplén visitando los restaurantes de Alola.

Sin prisa pero sin pausa

Lugia destaca sobre todo por ser uno de los Pokémon legendarios con mejores aptitudes defensivas. Tanto es así que noquearlo supone una labor titánica, incluso en comparación con otros Pokémon legendarios. Pero esta resistencia tiene un alto precio, ya que su capacidad ofensiva palidece con respecto a sus compañeros. La clave para extraer todo el potencial de Lugia en combate estriba en convertirlo en un peligro omnipresente para el equipo rival, en vez de un incordio pasivo sin apenas repercusión.

Los Combates Individuales representan un escenario ideal para que Lugia luzca sus asombrosas facultades defensivas. Empieza enseñándole Tóxico para ir desgastando a los enemigos y compensar así las discretas características ofensivas que tiene. Luego asegúrate de que aprenda Respiro o Recuperación para neutralizar el daño que tanto se han esforzado en infligirle sus contrincantes. Si alguno de los aliados de Lugia conoce Púas o Trampa Rocas, enséñale Remolino o Cola Dragón para hacer más daño a los oponentes en cuanto vuelvan a entrar en el terreno de combate. Completa el repertorio de Lugia con uno o dos ataques: Psíquico es una opción completa y sólida, mientras que Rayo Hielo suele ser más eficaz contra otros Pokémon legendarios. Equípalo con Restos para que sea todavía más resistente y, de paso, matar el gusanillo durante las largas batallas que le esperan.

La inclinación defensiva de Lugia puede ser todo un cambio en el formato de la Copa GS, como estipulan las reglas del Campeonato de Videojuegos de este año. La mayoría de Entrenadores optan por una estrategia que potencia la capacidad ofensiva de Lugia, ya sea enseñándole Paz Mental o dándole el objeto Seguro Debilidad. Este último es el complemento idóneo si un compañero conoce Lanzamiento y lleva una Baya Zonlan: golpear a Lugia con esta baya equipada no le hará mucho daño, pero activará el Seguro Debilidad y aumentará su índice de golpe crítico. Si no te convence la estrategia con Seguro Debilidad, decántate por una Semilla Bruma o una Semilla Electro, combinada con el espíritu guardián correspondiente. Consumir cualquiera de estos objetos reducirá el daño de Desarme, uno de los pocos ataques con los que Lugia debe tener mucho cuidado. Enséñale Aerochorro, Respiro y una combinación de Paz Mental, Tierra Viva o Viento Afín si quieres estar perfectamente preparado para los Combates Dobles.

Reduce tus enemigos a cenizas

Ho-Oh presenta una combinación muy particular de fortalezas que conjugan aptitudes defensivas y ofensivas. Es uno de los pocos Pokémon que puede aprender el trascendente Fuego Sagrado, y su Ataque le permite sacarle el máximo potencial. Este excepcional ataque físico de tipo Fuego constituye una de las mejores razones para recurrir a Ho-Oh: 100 de potencia, 95 de precisión, y una probabilidad del 50% de provocar quemaduras. El Pokémon legendario también se jacta de poseer una de las Defensas Especiales más altas y, además, es capaz de resistir los ataques de tipo Hada de Xerneas. Sin embargo, su debilidad a los ataques de tipo Eléctrico, Roca y Agua lo convierten en una elección fantástica contra algunos oponentes, aunque se las verá y deseará contra otros.

Ho-Oh no suele destacar en Combates Individuales por la devastadora eficacia del popular movimiento Trampa Rocas, que le resta nada más y nada menos que un 50% de sus PS cada vez que entra en combate. Por eso debes asegurarte de emparejarlo con un Pokémon que conozca Despejar o Giro Rápido al combatir contra otros jugadores, ya que ambos movimientos eliminan dicha trampa. La estrategia individual del robusto Ho-Oh debería empezar con Fuego Sagrado como tu primer ataque y Pájaro Osado como el segundo. Podría venirle de perlas el movimiento curativo Recuperación, una opción más indicada en esta ocasión que Respiro, que lo dejaría a merced de ataques de tipo Tierra supereficaces. Pese a que seguramente quemarás al objetivo con Fuego Sagrado, nunca está de más enseñarle Tóxico a Ho-Oh para que no se quede sin recursos frente a Groudon Primigenio. Para aprovechar al máximo su objeto equipado en los combates de mayor duración, tal vez te convenga darle el objeto Restos o una Vidasfera para.

Puedes enseñar a Ho-Oh casi el mismo repertorio de movimientos para Combates Individuales y Dobles. Fuego Sagrado y Pájaro Osado son casi obligatorios, mientras que para los otros dos hay tres opciones principales: Protección es perfecto para prevenirse contra ataques sorpresa de tipo Roca y disuadir a los enemigos que pretenden unir fuerzas para atacar a Ho-Oh; Viento Afín supone un apoyo fantástico para todo tu equipo; y Recuperación no deja de ser una muy buena manera de mantener en forma a tu Pokémon. Al contrario que en los Combates Individuales, el efecto inmediato de la Baya Guaya, la Baya Higog, la Baya Pabaya o la Baya Ango resultará más apropiado en los Combates Dobles.

Esperamos que hayáis disfrutado coleccionando Pokémon a lo largo del año. Lugia y Ho-Oh son nuestro último dúo de Pokémon legendarios, pero puedes revisar nuestros consejos para Zekrom y Reshiram, Latias y Latios, Kyogre y Groudon, Tornadus y Thundurus, Zygarde variocolor, Xerneas e Yveltal, Raikou y Entei, Heatran y Regigigas o Dialga y Palkia si todavía tienes Pokémon legendarios por entrenar. Y recuerda que siempre tienes a tu disposición más consejos acerca de JCC Pokémon y videojuegos, así como análisis de torneos, en Pokemon.es/Estrategia.

Volver al inicio