Pokémon poco habituales acuden al auxilio de sus camaradas

Los combates contra Pokémon salvajes que se desarrollan en Alola varían con respecto a otras regiones. Tras completar la primera prueba, algunos Pokémon salvajes contra los que entables combate quizá pidan auxilio cuando se vean en una situación peliaguda, y si otro Pokémon acude a su llamada, ¡tendrás que enfrentarte a los dos!

Quizá te resulten molestos estos nuevos contendientes, pero este tipo de combates son esenciales para conseguir Pokémon poco frecuentes y muy especiales. A medida que acudan más Pokémon a la refriega, aumentarán las probabilidades de que sean variocolor, tengan una habilidad oculta o sus fortalezas individuales sean mejores. Si tienes como objetivo completar la Pokédex, las llamadas de auxilio son el único método de atrapar a ciertos Pokémon salvajes.

Sigue leyendo para saber cómo puedes aprovechar al máximo estas llamadas de auxilio.

Cadenas

Para sacar el máximo provecho de este tipo de combates, tienes que conseguir que muchos Pokémon acudan al rescate. Si se dan las condiciones óptimas, puedes ir encadenando las llamadas de auxilio. Es recomendable que tus Pokémon sean fuertes y puedan aguantar combates largos, y que cuentes con recursos suficientes para debilitar rápidamente a los Pokémon salvajes que acudan en su ayuda.

Lo primero que tienes que hacer es entablar combate con casi cualquier Pokémon salvaje, ya sea al surfear, pescar o caminar entre la hierba alta. ¡Incluso los Pokémon salvajes que tratan de atacarte desde un arbusto o desde el aire pueden recurrir a la llamada de auxilio! Has de reducir los PS del Pokémon salvaje lo máximo posible, y para tal fin te vendrán como anillo al dedo los movimientos Falsotortazo o Clemencia, que se caracterizan por no debilitar al Pokémon objetivo, sino que lo dejan con 1 PS. Enseña Falsotortazo a tantos Pokémon como puedas con la MT54 que conseguirás tras completar la primera Gran Prueba. Para contar con aún más probabilidades de que un Pokémon salvaje pida auxilio, lleva en tu equipo Pokémon con las habilidades Intimidación, Nerviosismo o Presión y usa movimientos supereficaces contra los aliados que acudan en su ayuda.

En Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna cada Pokémon salvaje suele llamar a un solo aliado por combate, pero si utilizas una Nerviosfera seguirán pidiendo auxilio durante toda la refriega, incluso si derrotas al Pokémon que acudió en su ayuda. Puedes adquirir Nerviosferas a bajo precio en las Tiendas Pokémon de toda Alola tras completar tres pruebas.

Si el Pokémon pide ayuda, ¡perfecto! Debilita cuanto antes al Pokémon que entre en combate y dará comienzo la cadena. En caso de que no pida auxilio o nadie acuda a su llamada, tendrás que pasar el turno de alguna manera, como por ejemplo, usando una Nerviosfera. Aunque no aumenten las probabilidades cuantas más uses, al menos habrá pasado tu turno. Además, el número de Nerviosferas en tu inventario no se reducirá, puesto que ya usaste una.

Cuando el Pokémon que te interesa se una a la refriega, ¡es hora de atraparlo! Es aconsejable usar Onda Trueno para paralizarlo o movimientos como Somnífero o Espora para dormirlo y evitar, así, que pida ayuda. Debilita a sus aliados si queda alguno en pie y reduce los PS de tu objetivo en cuestión hasta que resulte fácil atraparlo. ¡Pan comido!

No rompas la cadena

Ten en cuenta que las llamadas de auxilio cesarán si huyes, si te quedas sin Pokémon que puedan combatir y si el Pokémon salvaje que queda en pie no puede pedir ayuda o se debilita antes de hacerlo, así como si capturas un Pokémon. Mientras no se dé ninguno de estos casos, los Pokémon salvajes continuarán llamando refuerzos.

Cuando un Pokémon pida auxilio, por lo general acudirá uno de su misma línea evolutiva. Por ejemplo, si un Pichu recurre a esta estratagema, acudirá a su rescate otro Pichu, o incluso un Pikachu en alguna ocasión. También puede darse el caso de que un Pokémon llame a otras especies. ¡A lo mejor te encuentras con que un Happiny acude al rescate de un Pichu! Y si cambia el tiempo meteorológico antes de entablar el combate, especies aún menos esperadas pueden acudir al rescate. Por otra parte, hay algunos Pokémon que, aunque acudan a una llamada de auxilio, apenas prestarán ayuda, y si no, descubre qué ocurre cuando un Mareanie acude "al rescate" de un Corsola.

Si debilitas a un Pokémon que haya pedido ayuda y su aliado permanece aún en pie, este último puede seguir con la cadena. Ten en cuenta, sin embargo, que algunos Pokémon jamás piden auxilio, así que procura que ninguno de estos sea el único Pokémon salvaje en pie o tu cadena llegará a su fin. La mayoría de los Pokémon salvajes que solo aparecen mediante llamadas de auxilio, como Happiny, Chansey, Sableye, Mareanie, Goomy, Sliggoo, Castform, Gabite, Vanillite y Vanillish, nunca piden ayuda, y lo mismo ocurre con los Pokémon que se encuentran mediante el Escáner Insular.

Los Pokémon que sufren quemaduras o están envenenados, congelados, dormidos o paralizados nunca piden ayuda, así que procura no usar movimientos como Lanzallamas o Rayo, pues corres el riesgo de infligirles problemas de estado. Recuerda que tan solo puedes lanzar una Poké Ball si queda un único Pokémon en combate, al igual que ocurre en los encuentros de hordas en Pokémon Rubí Omega, Pokémon Zafiro Alfa, Pokémon X y Pokémon Y.

Por último, no olvides que si los movimientos de un Pokémon se quedan sin PP, este usará Forcejeo, que inflige al usuario una cantidad de daño equivalente al 25% de sus PS máximos. La mayoría de los Pokémon tienen movimientos con suficientes PP, pero en alguna que otra ocasión quizá tengan que recurrir a Forcejeo, como puede suceder si buscas Pokémon variocolor u otros poco frecuentes como Castform. Si el combate se alarga demasiado y quieres seguir con la cadena, reduce los PS del nuevo contendiente y debilita al que haya pedido ayuda para que no se quede sin PP y se inflija daño con Forcejeo. Ten presente que movimientos como Derribo y Doble Filo pueden provocar que los Pokémon salvajes se inflijan daño a sí mismos, y, por tanto, que se debiliten y rompan la cadena.

Obtén grandes recompensas

Además de ser el único método para conseguir a determinados Pokémon, las llamadas de auxilio son la mejor manera de obtener Pokémon muy poderosos.

Antes de nada, intenta que un Pokémon salvaje pida auxilio 30 veces en un mismo combate para aumentar al máximo las probabilidades de que cada Pokémon nuevo que entre en combate cuente con una habilidad oculta. Si quieres asegurarte de que el Pokémon al que vas a capturar tiene la habilidad oculta que te interesa, enseña a tus Pokémon movimientos como Abatidoras o Intercambio, úsalos en combate y comprueba cuál es la habilidad del Pokémon salvaje cuando el movimiento acierte. Al terminar el combate, tu Pokémon recuperará su habilidad original.

Si se dan 30 o más llamadas de auxilio por combate, el potencial de los Pokémon que acudan al rescate mejorará. Tras la aparición de unas docenas de Pokémon, todos los refuerzos contarán con varias características al máximo. Es una manera ideal de conseguir Pokémon para los torneos.

Sigue debilitando a más Pokémon y aumentando la cadena para aumentar al máximo las probabilidades de que aparezca un Pokémon variocolor, aunque no será tarea fácil. Antes de intentarlo, es recomendable completar la Pokédex de Alola y visitar las oficinas de GAME FREAK en Ciudad Kantai para recibir el Amuleto Iris, un objeto clave que aumenta la probabilidad de toparse con Pokémon variocolor. Por lo general, en los combates normales tan solo 1 de cada 4000 es variocolor, así que vale la pena alargar la cadena y llevar equipado un Amuleto Iris si pretendes hacerte con uno de ellos.

¡Buena suerte a la hora de conseguir Pokémon poco frecuentes mediante las llamadas de auxilio! Y no dejes de visitar Pokemon.es/Estrategia para leer más artículos de estrategia de Pokémon Ultrasol y Pokémon Ultraluna, del JCC de Pokémon y de los torneos de videojuegos.

Volver al inicio