Dales poder a tus incursiones

Las incursiones en Pokémon GO van a hacer que tus aventuras en el mundo real sean más emocionantes que nunca. Son especialmente significativas si quieres completar tu Pokédex, ya que las incursiones representan la única forma de capturar algunos de los Pokémon más raros, incluidos los Pokémon legendarios. También son la única fuente para conseguir Caramelos Raros, Bayas Frambu doradas y Máquinas Técnicas (MT).

Conseguirás más Honor Balls para capturar Pokémon legendarios y otros Pokémon fuertes después de derrotar jefes de incursiones si se cumple alguna de las siguientes condiciones: a) tus Pokémon infligen una cantidad considerable de daño contra ellos en combate; b) tu equipo consigue un avance sustancial para derrotarlos; o c) tu equipo controla el Gimnasio en el que está teniendo lugar el combate.

Si quieres tener la mejor oportunidad para capturar a los Pokémon más raros, necesitarás un equipo potente. Con un poquito de esfuerzo, tus Pokémon estarán en camino a convertirse en los mejores.

Encuentra los Pokémon apropiados

La parte más importante del entrenamiento de Pokémon en Pokémon GO es seleccionar a cuáles te gustaría darles más poder.

Se requieren un montón de Polvoestelares y Caramelos para dar más poder a tus Pokémon, así que selecciona cuidadosamente a cuáles quieres entrenar. Algunos Entrenadores eligen dar más poder a Pokémon que son importantes para ellos por razones sentimentales, como por ser el primer Pokémon que capturaron. Otros se centran en el potencial del Pokémon seleccionando Pokémon particularmente potentes de una especie codiciada. Sea cual sea tu filosofía, obtendrás mejores resultados en combate si te centras en un número reducido de Pokémon.

Tu objetivo en una incursión no solo es sobrevivir, sino infligir tanto daño como sea posible lo más rápido que puedas. Esto quiere decir que Pokémon como Tyranitar, Dragonite y Machamp son los reyes, mientras que deberías evitar Pokémon que tienen montones de PS pero que infligen daño despacito, como Blissey y Snorlax. También viene bien coleccionar una variedad de Pokémon, ya que, si sacas provecho de las debilidades de tu rival, podrás infligir más daño que si simplemente usas Pokémon con elevados PS. En vez de entrenar a un montón de Dragonite y Tyranitar, es mejor dar poder a Pokémon como Exeggutor, Flareon, Jolteon, Rhydon y Vaporeon para aumentar el número de tipos a tu disposición.

Antes de empezar a usar Polvoestelares y Caramelos, haz que el líder de tu equipo evalúe tus Pokémon para ver cómo se comparan contra otros Pokémon de su especie. Si tu Pokémon es “impresionante”, si puede “lograr cualquier cosa” o si puede “enfrentarse a los mejores”, tienes en tus manos a un potencial campeón. Si te dicen cualquier otra cosa, considera esperar a tener otro Pokémon de las especies que hayas elegido. Para el entrenamiento se necesitan muchos Polvoestelares y Caramelos, por lo que no te apresures en usar estos valiosos objetos en un Pokémon que puede que quieras reemplazar pronto.

También puede ser útil empezar con Pokémon que ya sean potentes, para así no tener que invertir tantos Polvoestelares y Caramelos en ellos. No te preocupes demasiado en los PC iniciales de tu Pokémon, pero, si el indicador de nivel en el semicírculo que aparece sobre la imagen de tu Pokémon en su pantalla de resumen no está demasiado lleno, necesitarás un montón de Polvoestelares para lograr que llegue a su máxima potencia. Los Pokémon capturados después de derrotar a jefes de incursiones y los Pokémon eclosionados de Huevos tienen un nivel más alto que la mayoría de los Pokémon salvajes, además de ser miembros particularmente potentes de su especie. Estos son estupendos compañeros si no tienes claro por cuál empezar.

Dales poder a tus combates

Una vez que hayas elegido un Pokémon al que entrenar, puedes subirle el poder desde su pantalla de resumen. Pero, tal como hemos mencionado, necesitarás dos recursos: Caramelos y Polvoestelares.

Los Caramelos son específicos de la cadena evolutiva de cada Pokémon y pueden obtenerse atrapando, eclosionando o transfiriendo cualquier Pokémon en la cadena correspondiente. Por ejemplo, puedes obtener Caramelos Machop capturando un Machoke, y después usar esos Caramelos para dar más poder a Machamp. Puedes incluso conseguir más Caramelos convirtiendo en compañero Pokémon al Pokémon que quieras subir de poder y caminando después con él. Y, si tienes muchísima suerte, algunas veces puedes conseguir Caramelos dándoles bayas a los Pokémon que estén defendiendo Gimnasios aliados. Por último, los Caramelos Raros obtenidos al derrotar a los jefes de incursiones pueden usarse en un Pokémon y convertirlos en Caramelos de ese Pokémon.

A diferencia de los Caramelos, cualquier Polvoestelar que obtengas puede usarse para dar más poder a cualquier Pokémon de tu colección. Recibirás Polvoestelares cuando captures un Pokémon o eclosiones un Huevo. Obtendrás aún más Polvoestelares y Caramelos cuando captures un Pokémon evolucionado, así que no ignores a esos Pidgeot y Beedrill, incluso si no quieres usarlos en combate. También puedes conseguir Polvoestelares rápidamente dándoles bayas a los Pokémon en Gimnasios aliados.

Márcate un movimiento

Tus Pokémon estarán en una forma estupenda después de que potencies sus PC y PS, pero falta un elemento clave: sus ataques.

Puedes cambiar los ataques de tus Pokémon usando MT, objetos especiales que obtendrás algunas veces al completar una incursión. Cada Pokémon conoce un ataque rápido y un ataque cargado de entre una selección que su especie puede aprender. Si usas una MT en un Pokémon, este aprenderá un ataque diferente de esa selección. Por ejemplo, si tu Tyranitar conoce Llamarada, al darle una MT cargada aprenderá Triturar o Roca Afilada.

Las MT pueden resultar críticas para ayudar a tus Pokémon a sacar provecho de las afinidades de tipos. Por ejemplo, Golem es siempre una formidable opción contra Charizard desde el punto de vista defensivo, pero, si conoce los ataques de tipo Tierra Bofetón Lodo y Terremoto, no va a ser muy eficaz desde el punto de vista ofensivo. Si en vez de hacer eso usaras una MT para enseñar a ese mismo Golem los movimientos de tipo Roca Lanzarrocas y Roca Afilada, los ataques serían supereficaces. Intenta hacerte con Pokémon de los tipos contra los que son débiles los jefes de incursiones, y usa después tus MT para ayudar a maximizar su potencial contra esos jefes.

Entrenar un equipo de potentes Pokémon requiere un gran esfuerzo, pero dará sus frutos cuando veas el daño que tus Pokémon pueden infligir en combate. ¡Pásatelo en grande tomando el control de Gimnasios y derrotando a los jefes de incursiones más duros con tus superpoderosos Pokémon! Y no olvides visitar Pokemon.es/estrategia para acceder a más consejos sobre Pokémon GO, videojuegos y JCC Pokémon.

Volver al inicio