Entrena Pokémon y prepáralos para el combate

Los asombrosos Pokémon que se exhiben en los torneos pueden suponer toda una revelación para los Entrenadores más noveles. Y es que es difícil no quedarse ensimismado ante la colosal muestra de poder que los Pokémon de los jugadores de más alto nivel son capaces de ofrecernos. Pueden asestar golpes devastadores y eludir los poderosos ataques de sus rivales casi sin pestañear. Y, por sorprendente que parezca, no es cosa de magia. Estos Entrenadores se lucen porque saben cómo hacer que los Pokémon saquen lo mejor de sí mismos durante los combates.

Cualquiera que esté dispuesto a sudar la gota gorda será capaz de entrenar a sus Pokémon para que puedan hacer frente a cualquier adversidad. No será tarea fácil, pero los resultados de las victorias hablarán por sí mismos. Aquí te enseñaremos lo esencial para que consigas alcanzar la cumbre de las clasificaciones en los Campeonatos de Videojuegos y en los Torneos en Línea de Pokémon Global Link.

Los puntos de base al desnudo

Los puntos de base son la clave para entrenar a tus Pokémon en condiciones.

Son los valores que subyacen tras las seis características de un Pokémon: PS, Ataque, Defensa, Velocidad, Ataque Especial (At. Esp.) y Defensa Especial (Def. Esp.), y determinan cómo se desarrolla cada una de ellas. Cada vez que consigues Puntos de Experiencia (Ptos. Exp.) en un combate, se incrementarán los puntos de base del Pokémon que haya participado. Ten presente que, si tienes activado Repartir Exp, aumentarán los puntos de base de todos los Pokémon que puedan obtener experiencia. La característica mejorada dependerá de la especie del Pokémon derrotado. Por ejemplo, un Pokémon con una Defensa alta, como Skarmory, hará que aumenten los puntos de base de la Defensa de tus Pokémon. La especie del Pokémon contra el que combates es el único factor que decide cómo mejoran los puntos de base: por mucho nivel que tenga o por muy bien entrenado que esté el Pokémon rival, el resultado no variará.

Es imposible subir todos los puntos de base al máximo, ya que el total de puntos que cada Pokémon puede acumular tiene un límite. En la práctica, puedes mejorar al máximo dos de las características, y aún te sobrarían algunos puntos para incrementar otras; aunque también puedes repartirlos de forma más equilibrada entre varias características. Los Entrenadores de alto nivel suelen mejorar sus puntos de base para llevar al límite las fortalezas de sus Pokémon, o bien para poder llevar a cabo estrategias únicas. Cuando los comentaristas hablan del entrenamiento de un Pokémon, hacen referencia a cómo su Entrenador ha decidido repartir sus puntos de base.

Las características de un Pokémon pueden cambiar radicalmente con el entrenamiento. Echa un vistazo a las capturas que se encuentran a continuación, en las que se muestran las características de un mismo Pikachu. A la izquierda se muestran sus puntos de base iniciales, y a la derecha puedes verlos tras haber sido entrenado para llevar al máximo su Ataque Especial y su Velocidad.

Puedes pulsar el botón Y en la pantalla de Datos para ver la distribución de los puntos de base de tus Pokémon. Si tu entrenamiento se ha limitado a combatir contra todos los enemigos que te has ido encontrando, podrás ver que los puntos de base están repartidos de forma bastante equitativa. ¿Ves ese destello en el Ataque Especial y la Velocidad del Pikachu de antes? Eso indica que esas características han alcanzado su valor máximo. Adquirirá una tonalidad azul una vez que el entrenamiento de tu Pokémon haya concluido. El gráfico del Pikachu sin entrenar es amarillo, mientras que el del Pikachu entrenado es de color azul.

Consejos para tu entrenamiento

Para mejorar los puntos de base de tus Pokémon puedes hacer que ganen combates, llevarlos al Cayo Activo o bien darles ciertos objetos especiales. Pero no olvides que entrenar a un Pokémon lleva mucho tiempo y esfuerzo. Antes de ponerte a ello, quizás te interese capturar varios Pokémon de la misma especie para comparar sus características y decantarte finalmente por el que más te convenza.

Muchos entrenadores deciden mejorar los puntos de base de sus Pokémon combatiendo contra Pokémon que llaman a aliados. Los Pokémon que acuden a la llamada de auxilio de otro Pokémon le otorgarán a tu Pokémon el doble de puntos de base, por lo que este es un buen método para entrenarlo. Y si encima tu Pokémon lleva equipado uno de los seis objetos “recios”, como el Cinto Recio o la Banda Recia, los resultados serán aún mayores, ya que suman puntos de base extra tras derrotar a un rival, y sus efectos también se duplican cuando un Pokémon aliado entra en combate. Puedes hacerte con estos objetos en el Estadio Royale, en Akala. Te recomendamos que consigas uno de cada antes de ponerte a entrenar Pokémon para combates competitivos. Y no olvides que alzarte con la victoria en lugares como el Árbol de Combate o el Área de Combate no hará que los puntos de base de tus Pokémon incrementen. Si estás de suerte y tus Pokémon están infectados con el Pokérus, los puntos de base que consigan se duplicarán mientras el virus esté activo.

Si quieres acelerar el proceso, también puedes recurrir a vitaminas como Proteína y Calcio. Estos objetos desaparecerán tras su uso y pueden aumentar los puntos de base de una de las características del Pokémon, aunque dejarán de tener efecto mucho antes de que puedas mejorarlas al máximo. El siguiente cuadro indica qué vitaminas, objetos y encuentros con Pokémon que llaman a aliados te ayudarán a incrementar una característica concreta.

CaracterísticasLlamadas de auxilioObjetos reciosVitaminas
PSWailmer (al pescar en la Aldea Marina)Pesa ReciaMás PS
AtaqueCrabrawler (árboles de bayas)Brazal RecioProteína
DefensaPelipper o Exeggcute (Isla Exeggutor)Cinto RecioHierro
Ataque EspecialGastly (Cementerio de Hauoli)Lente ReciaCalcio
Defensa EspecialTentacool o Pyukumuku (al surfear en la Playa de Hanohano)Banda ReciaZinc
VelocidadDiglett (Túnel Diglett)Franja ReciaCarburante

Después de alimentar a tus Pokémon con vitaminas (si decides hacerlo), equípalos con el objeto recio que sirva para mejorar la característica que quieras. Luego dirígete al lugar que te indicamos para mejorar esa característica y huye de todos los combates hasta que des con el Pokémon apropiado. Haz que pida ayuda y mantén la cadena de aliados. Con este método, tan solo tendrás que derrotar a poco más de una docena de Pokémon para mejorar al máximo una de las características. De hecho, el Pokémon que quieras entrenar ni siquiera tiene que participar en el combate: si tienes Repartir Exp activado, los puntos de base de todos tus Pokémon se incrementarán; si bien solo el Pokémon que lleve equipado un objeto recio se beneficiará del incremento adicional que proporciona. Si no terminas de entender cómo funciona esto de las cadenas de Pokémon aliados, échale un ojo a nuestra guía sobre el tema.

Si prefieres subir los puntos de base de forma más relajada, puedes optar por llevar a tus Pokémon al Cayo Activo del Poké Resort. Cuando desarrolles el cayo al nivel 3, un Pokémon de Nv. 100 conseguirá un punto de base por cada sesión. Pokémon con menos nivel podrían necesitar más tiempo. Si no has desarrollado el Cayo Activo del todo, los Pokémon conseguirán menos puntos de base por cada sesión. Si lo tienes totalmente desarrollado, podrás mejorar al máximo una característica de un Pokémon en poco más de sesenta sesiones. Aquí puedes informarte mejor sobre cómo funciona el Poké Resort.

El método más rápido es hacer uso de las ludotecas de la Festi Plaza, aunque tienes que tener la suerte de conseguir una con un nivel muy alto. Los pasatiempos de seis estrellas mejorarán, con tan solo una sesión, la mitad de los puntos de base máximos de cualquier característica de un Pokémon. Pero la cosa no termina ahí: ya que un pasatiempo de siete estrellas mejorará los puntos de base al máximo de una sola vez. La gracia no te saldrá barata, pues cada uno cuesta una cantidad ingente de Festimonedas, pero tendrás a tu Pokémon listo en un pispás. Aquí puedes hallar más información sobre la Festi Plaza. Si quieres conseguir muchas Festimonedas para utilizar este método, no te olvides de participar en los minijuegos globales.

Fuerte, resistente o veloz

Ahora que ya sabes cómo entrenar a tus Pokémon, tendrás que averiguar qué características te interesa mejorar. Hay muchos factores que entran en juego: las características de tus Pokémon, la estrategia que tengas en mente y los rivales a los que creas que tendrás que enfrentarte. Decantarte por una u otra puede ser una ardua decisión, pero aquí te dejamos algunos consejos para ponértelo un poco más fácil.

Si eres nuevo en el mundo de los combates competitivos, te recomendamos que te tomes las cosas con calma. Mejora al máximo dos de las características de tus Pokémon en lugar de intentar subir muchas, de modo que puedas exprimir sus puntos fuertes al máximo. Los jugadores más avezados optan a menudo por mejorar la Velocidad de sus Pokémon en la justa medida para tener ventaja sobre algunos contrincantes más duros, pero sin llegar a maximizarla, de forma que puedan usar el resto de los puntos de base para mejorar su defensiva. No obstante, a veces es mejor no complicarse demasiado, pues no siempre puedes prever cuándo esa pequeña falta de Velocidad puede jugar en tu contra. No te compliques al principio y céntrate en mejorar solo dos características.

Identifica cuáles son las características más importantes de tus Pokémon. La mayoría de los Pokémon puede sacar provecho de una mejora en su ofensiva, aunque tienes que tener claro qué característica te conviene incrementar más. Todos los movimientos que infligen daño se ven siempre afectados o bien por el Ataque, o bien por el Ataque Especial, y su valor determina cuánto daño hace el movimiento. Los ataques físicos van ligados al Ataque, mientras que el Ataque Especial afecta a los ataques especiales. Por poner un ejemplo, el Ataque de Golisopod es normalmente mucho más alto que su Ataque Especial, por lo que te interesa más mejorar el primero y enseñarle ataques físicos como Hidroariete en lugar de ataques especiales como Surf. Fíjate en los iconos que aparecen más abajo: el primero muestra un ataque físico y el segundo un ataque especial.

La Velocidad es normalmente la característica en la que suelen centrarse los Entrenadores. Los Pokémon que más provecho sacan de una buena Velocidad son veloces pero frágiles, como Greninja, Blaziken o Lycanroc. Esta mejora les puede venir bien incluso a Pokémon que no destacan tanto por su rapidez, ya que en ocasiones pueden dejar atrás a oponentes con una Velocidad similar. No obstante, no todos los Pokémon se benefician de esta estrategia, pues los Pokémon más lentos, como Torkoal, Gigalith o Snorlax, no lograrán mucha ventaja aumentando su Velocidad. Será mejor que centres tus esfuerzos en mejorar sus PS, Defensa o Defensa Especial. De hecho, si un oponente usa Espacio Raro, te conviene que tus Pokémon más lentos tengan la Velocidad lo más baja posible.

Por último, recuerda que no existe un método definitivo para entrenar Pokémon. Se ha visto a Entrenadores alzarse victoriosos en torneos con Pokémon de lo más versátiles como Tapu Koko o Tyranitar entrenados de mil maneras distintas. A la hora de entrenar, siempre has de tener en cuenta tus estrategias y a los distintos integrantes de tu equipo. Y lo más importante: nunca dejes de probar cosas nuevas.

No tires la toalla y sigue intentándolo

Si ya has entrenado a algunos de tus Pokémon favoritos, pero te gustaría cambiar ciertos detalles, no temas. Siempre estás a tiempo de modificar sus puntos de base. Tienes dos opciones.

Lo más fácil es darles ciertas bayas. Las que te mostramos a continuación reducirán ligeramente los puntos de base de una de las características de un Pokémon ¡y al mismo tiempo harán que te cojan más cariño!

Características de baseBayas
PSBaya Grana
AtaqueBaya Algama
DefensaBaya Ispero
Ataque EspecialBaya Meluce
Defensa EspecialBaya Uvav
VelocidadBaya Tamate

También puedes pasarte por las taperías de la Festi Plaza para corregir los puntos de base como estimes oportuno. Los menús secretos reiniciarán por completo los puntos de base de una de las características de tu Pokémon, mientras que las chucherías harán que se reduzcan un poco.

Como puedes ver, entrenar a un Pokémon para que compita conlleva bastante planificación y esfuerzo. ¡Pero es muy divertido y disfrutarás aún más de los resultados cuando te alces con la victoria! Te deseamos toda la suerte del mundo para que logres formar un equipo de campeonato. No olvides consultar otros análisis de estrategia de los videojuegos de Pokémon en www.pokemon.com/es/estrategia/.

Volver al inicio